¡UNA SONRISA POR FAVOR!

Sonreír no cuesta nada y sus efectos son benéficos.

“Gozo y alegría, habiten siempre en la casa mía” (Monseñor Rueda Aparicio.)

Por Luis Eduardo Correa Z.

Los vemos muy serios y preocupados, des tensiónense, respiren profundo, pónganse cómodos y vayan pelando los dientes, porque vamos a hablar de sonrisas. Ya nos referimos a la risa y sus múltiples beneficios físicos y comunitarios. Nos ocuparemos ahora de su prima hermana la sonrisa, cuyos beneficios son más elevados, pues corresponden a esa dimensión espiritual que hace parte integrante de nuestro ser. La risa procede más de lo físico y corporal.  La sonrisa es más espiritual y podemos decir que es el lenguaje del alma. Es el espíritu el que se manifiesta, comunicándonos sus mensajes de contenidos misteriosamente sanadores. Y es quela naturaleza también sonríe pues al ocultarse el sol, se despide con una sonrisa que tiñe los montes y las colinas con un brillo luminoso como de oro denominado crepúsculo, pero que los campesinos llamamos “sol de los venados”. Con esto, la naturaleza nos dice: hasta mañana.  Si observamos los seres de la creación, todos sonríen: los pajaritos con sus cantos; las flores con su aroma y colores, los frutos con su deliciosa madurez, la brisa mañanera que nos acaricia con delicadeza, todo es una enorme   sonrisa en alabanza al Creador.

Sigamos con las sonrisas que dan vida.  Las primeras sonrisas de un bebecito, ¿quién de nosotros no ha contemplado esa primera sonrisa desdentada y estremecedora? ¿Qué será lo que quiere comunicarnos el bebecito por medio de esa sonrisa? Imposible saberlo. Es un misterio. La sonrisa de una jovencita y un jovencito que quieren iniciar un romance. Las sonrisas de unos papás mirando jugar a sus niños.  La sonrisa de un viejito que ilumina sus ojos y su rostro y hasta le hace desaparecer las arrugas.  La sonrisa es pues, el invento más hermoso de la madre naturaleza. Toda la creación es una sonrisa larga, ancha y amorosa de Dios contemplando su obra.

Muchas son las sonrisas que existen y comunican diferentes mensajes. Las hay de acogida, de bienvenida, de asentimiento, de comprensión, de admiración, de ternura, de aprobación, de amistad, de compasión. Y no han de faltar esas, de las nostálgicas despedidas. Las hay también reconciliadoras, sanadoras y hasta milagrosas. La riqueza de contenido de estas sonrisas es inmensa.  No alcanzamos en este corto escrito, a esbozar al menos el valor de este tesoro que nos ha sido dado. Porque es en realidad un don que debemos conocer, valorar y agradecer. Nos equivocamos cuando ante una necesidad ajena, pensamos solo en el dinero y en cualquier otro recurso material.  No acatamos que una sonrisa franca y comprensiva, puede remediar esa angustia y generar empatía, encuentro y solidaridad que quizá sea más efectiva que una ayuda económica. Si el necesitado se siente comprendido, es posible que recobre la confianza en sus fortalezas y capacidades y logre por sus propios medios, superar exitosamente esa carencia que le produjo pánico y lo llevó a sentirse incapaz. Esto como resultado de una sonrisa comprensiva y amorosa que alguien le obsequió y que fue más valiosa que el dinero.

Esta Navidad y el nuevo año, deben ser para todos una sonrisa iluminada y larga que debemos conservar por siempre y compartir generosamente. La vida es también una sonrisa permanente y trascedente. Es un anticipo de eso a lo cual todos aspiramos: la felicidad eterna.Y entonces, eterna debeser la sonrisa. Este año 2021 debe ser pues para todos, una sonrisa de 365 días, ancha, larga y contagiosa. Recibámoslo gozosos riendo y sonriendo. El covid19, los protocolos, el distanciamiento, el encierro, los toques de queda, no marchitarán nuestra sonrisa y alegría. Nuestra invitación en ASOACPO NACIONAL, es a que hagamos que el amor, y la alegría, se traduzcan en servicio generoso, razón de ser de nuestros afanes, sueños, proyectos y realizaciones, en este nuevo año que el Creador nos regala. Que no esperemos que la alegría nos llegue de afuera, pues la llevamos dentro.  Para todos, nuestro saludo navideño y de feliz 2021, expresado con sonrisas, y abrazos contaminantes pero de amor, vida y alegría

                “NUNCA DEJES DE LUCHAR POR LO QUE AMAS”

De parte de ASOACPO NACIONAL Y EL COMITÉ DE COMUNICACIONES, un feliz y próspero año.

LUZ ELENA RÍOS

SOR MARÍA ROJAS

LUIS EDUARDO CORREA

Medellín diciembre de 2020.

enero 9, 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *