¡QUÉ BUENO ES ESTAR AQUÍ! Lc. 9, 28-36

Una expresión de alegría y bienestar que todos deberíamos experimentar en todo momento.

Por Luis Eduardo Correa Z.

Lucas nos cuenta que Jesús subió a un monte a orar con tres de sus apóstoles, Juan, Santiago y Pedro. Podemos pensar que su intención además de la oración fue darles una degustación de lo que sería su presencia después de la resurrección. También, que fueran testigos presenciales de  empalme entre el Antiguo Testamento, representado por Moisés y Elías y el Nuevo Testamento que es Jesús mismo. Acontecimiento milagroso y trascendental. Pedro emocionado dijo:¡qué bueno es estar aquí! Con esta expresión, Pedro nos da grandes enseñanzas que podemos aplicar a nuestras vidas y a todo lo que hacemos. Las enseñanzas son: que es necesario desarrollar nuestra capacidad de valoración, el sentido de la observación, de la reflexión y de la admiración. Pedro con su agudeza mental y su espíritu abierto y analítico, pudo apreciar a su Maestro tal como lo vería después de resucitado y ver dos personajes del Antiguo Testamento: Moisés y Elías.

Valgámonos de esta expresión del gran apóstol para hacernos unas reflexiones. Nosotros también tenemos infinitos motivos para expresarnos como Pedro llenos de emoción: Qué bueno es haber nacido, existir y ser conscientes de nuestro sí mimos y pertenecer a la gran familia humana. Qué bueno es estar dotados de un cerebro con capacidades infinitas. Qué bueno es tener inteligencia y voluntad; y los que sabemos de los medios que, para nuestra Educación Fundamental Integral inventó Acción Cultural Popular, conocemos un libro de la Biblioteca del Campesino titulado, QUÉ BUENO SER COLOMBIANO. Gritemos nosotros con alegría, ¡qué bueno es ser exalumnos de los Institutos Campesinos, tener compañeros en todo el país, hacer parte de ASOACPO NACIONAL, tener sueños y proyectos de crecimiento personal y comunitario!

Soñar es un ejercicio espiritual saludable para el alma. ¡Qué bueno es soñar, pensar en un futuro mejor, cultivar nuestras facultades, leer, escribir, vivir el aquí y el ahora, disfrutar del momento! ¡Qué buenos son los amaneceres, los atardeceres, el sol de los venados, el rocío mañanero!¡Qué bueno es el sol, la lluvia el verano!¡Qué bueno es el campo, el río, la quebrada que se lanza alegre y cantarina por el peñasco formando una bulliciosa cascada! ¡Qué bueno es el cosmos y todo lo que Dios ha hecho! ¡Qué bueno es al abrazo, el beso, la caricia, el piropo! ¡Qué bueno es vivir y ser conscientes de nuestro destino! ¡Qué bueno es estar aquí y ahora! ¡Qué bueno es vivir este momento! ¡Qué bueno es contar con personas interesadas en servir a los campesinos. ¡Qué buenas son las nuevas tecnologías! ¡Qué bueno es contar con las Escuelas Digitales! Cantemos y bailemos, que la vida es un canto al Creador. Todo el cosmos es un canto, una poesía. Cantemos con los pajaritos, con la brisa que se ríe cuando se cuela por las ramas de los árboles y se carcajea cuando se estrella en las rocas de las montañas.

La Educación Fundamental Integral nos conduce a descubrir nuestras potencialidades; la capacidad de valoración. Valorar todos los recursos que tenemos es básico para saber cuidar la ecología. Nadie ama lo que no conoce. Si conociéramos nuestro entorno lo cuidaríamos y aportaríamos al bienestar de futuras generaciones. Los árboles, las plantas, las hierbas, los pajaritos, todos los animales del agua y de los bosques, todos son hermanos nuestros. Amémoslos. El suelo que es un ser vivo, reclama nuestro amor. Hace parte de la biosfera precisamente porque allí se desarrolla la vida, pues en el suelo se desenvuelve un proceso milagroso: recibe la lluvia y por medio de la percolación la absorbe y la devuelve convertida en manantiales, quebradas y ríos. A esto podemos llamarlo el milagro de la vida, porque el agua es vida. ¡Qué bueno es estar aquí vivos y pensantes !Unidos cantemos en honor del Creador y dueño absoluto de todas las cosas y dejemos que la alegría se nos salga por los poros del cuerpo y que nuestro espíritu vuele libremente y contagie a todos de la felicidad de ser lo que somos y tener lo que tenemos. Unidos a Pedro, digamos en coro: ¡QUÉ BUENO ES ETAR AQUÍ! Alabanzas al Creador de todo y de todos.

«NUNCA DEJES DE LUCHAR POR LO QUE AMAS»

COMITÉ DE COMUNICACIONES ASOACPO NACIONAL.

octubre 7, 2020

  • Hola don Luis Eduardo, todos sus artículos son muy interesantes y aportan mucho para la reflexión, pero éste me llegó al alma. Es que no hay nada más noble que el agradecimiento y el disfrute de lo que tenemos como la capacidad de percepción, el movimiento, el contacto con la naturaleza; es ésta la base de la felicidad. Muchas gracias y que Dios lo bendiga.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *