EN ESO ESTAMOS DE ACUERDO.

¿Usted qué opinión tiene?

Por Luis Eduardo Correa Z.

Vivimos y nos movemos en una sociedad donde frecuentemente se habla de acuerdos. Ese es tema de todos los días en diferentes casos y situaciones de la vida diera. No hay actividad humana, proyecto, plan, tarea, emprendimiento, que no tenga como base un acuerdo. ¿Pero, qué es un acuerdo? A continuación trataremos de dar al menos unas sencillas explicaciones a esta pregunta. Según el diccionario, acuerdo es una decisión tomada entre dos o más personas como resultado de una deliberación sobre un asunto concreto. La palabra proviene del latín “acordare” que lleva la partícula latina (ac), que significa “asimilación”. La otra partícula latina es, (cor), que quiere decir, corazón. Esto porque todo acuerdo verdadero, debe brotar del corazón. Es bueno tener claro que, entre acuerdo y negociación, hay mucha diferencia. En una negociación, ambas partes buscan sacar el mayor provecho y cada cual se aferra a su interés personal. Es una confrontación de intereses diferentes. En cambio un acuerdo, es el resultado de un acercamiento cordial y sincero, dirigido hacia un asunto de interés común.

Referirnos aquí a todas las actuaciones generadas por acuerdos, es casi imposible, pues son innumerables. Empecemos por nuestra Asociación ASOACPO que es el resultado de un acuerdo largamente deliberado.  Como los acuerdos nacen del corazón, nuestra Asociación tiene vocación de permanencia en el tiempo. El Comité de Comunicaciones con su objetivo de servir, permanecerá también, en el tiempo. En eso “estamos de acuerdo” Que gracias a las Escuela Radiofónicas los campesinos somos una gran familia, conscientes de deberes y responsabilidades, que con el uso inteligente de las nuevas tecnologías, el futuro del campo estará asegurado, en eso “estamos de acuerdo”.  Que Colombia nos necesita para lograr los adelantos que son justos y necesarios, porque si todos nosotros mejoramos, mejora todo el país, en eso “estamos de acuerdo”. Que podemos fortalecer nuestra Asociación y llevarla al puesto que le corresponde como una organización, no gubernamental, de servicio al pueblo campesino, en eso “estamos de acuerdo”. Que estamos decididos a seguir difundiendo la campaña de Vida, Amor y Alegría, en eso “estamos de acuerdo”. Que nuestro cerebro posee un potencial, casi infinito que debemos cultivar, en eso “estamos de acuerdo”.

Un noviazgo que se inicia fortalece y da como resultado una nueva familia basada en el amor, la vida y la alegría, con un proyecto de vida que aportará a la sociedad unos hijos continuadores de estas virtudes, “en eso estamos de acuerdo.” Un emprendimiento, una capacitación, una carrera profesional, un viaje, un paseo de descanso, una reunión de amigos, un encuentro familiar, todo resulta de unos acuerdos previos. Todo lo anterior son acuerdos entre dos o más personas, que proyectan su existencia hacia el futuro, “En eso estamos de acuerdo” .Pero ¿cada persona individualmente podrá y deberá hacer sus propios acuerdos? Claro que sí, pero esto exige un conocimiento sincero y profundo de sí mismos. Así entonces, se nos facilita el diálogo  constructivo con nuestro propio yo, el control de nuestros instintos, impulsos y emociones. Tener un derrotero a seguir que nos lleve a la meta que queremos alcanzar. Además, permite superar el temor al silencio, la soledad, y al encuentro cara a cara con nuestra propia presencia. De esta forma, podemos disfrutar de nuestro ser y enterarnos, con asombro que también somos comunidad trinitaria como lo es DIOS. Pues somos cuerpo, alma y espíritu, en eso estamos de acuerdo.

Convengamos finalmente, que no es correcto decir, “estoy solo”.  En cualquier parte y lugar en que nos encontremos, estaremos acompañados por nuestra presencia. No le tengamos miedo al diálogo personal, conversemos con nuestra intimidad. Así descubriremos nuestro potencial y daremos pasos firmes en el camino hacia nuestra dimensión espiritual. La espiritualidad es la parte sustancial de nuestro ser. Nosotros en ASOACPO estamos interesados en trabajar esta trascendental dimensión. Nosotros, Comité de Comunicaciones queremos aportar todo lo que esté de nuestra parte y en la medida de nuestras capacidades.  Pues lo espiritual, es lo que nos hace verdaderamente semejantes a Dios;  es el único medio para lograr la convivencia pacífica en familias, pueblos, naciones y todo el planeta. No existe otra alternativa. Eso precisamente fue lo que nos enseñaron las Escuelas Radiofónicas con las cinco nociones de la Educción Fundamental Integral y nosotros debemos ser los continuadores de esta terea. “En eso estamos de acuerdo”.

“NUNCA DEJES DE LUCHAR POR LO QUE AMAS”.

COMITÉ DE COMUNICACIONES ASOACPO NACIONAL.

diciembre 1, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *