DÍA INTERNACIONAL DEL BESO.

OTRA FECHA PARA CONMEMORAR PROCLAMADA POR LA ONU.

Por: Luis Eduardo Correa Zapata.

Todos los días del año están señalados por la ONU, para una celebración especial relacionada con nuestra vida y costumbres sociales. Precisamente hoy 13 de abril está dedicado al beso. Por tal motivo el tema de hoy será el beso. Así pues, que prepárense, pónganse cómodos y estiren la trompa.  Entre tanto, veamos un poco de historia. Según estudios hechos por los antropólogos, el beso aparece por primera vez en los homínidos como una forma de la madre manifestar afecto y cuidado a su cría. Otros investigadores dicen que la mujer de Cromañón alimentaba a su cría, masticando primero la comida y después la pasaba a la boca de su cría con la boca suya. Sabemos que hoy, muchas especies de aves alimentan a sus crías boca a boca. Concluyen estos personajes, que el beso que hoy se acostumbra, es una remembranza de estos tiempos primitivos.

En la actualidad, podemos hablar de diferentes clases de besos. Pero un momento, qué cosa tan brava, nos tocó abordar este tema en medio del coronavirus y está prohibido por las autoridades sanitarias. Pero creemos que aquí entre nos y en voz baja lo podemos hacer, cómo ha de ser que alguien nos aviente. Sigamos: el beso trasmisor del virus, no lo vamos a tocar. Hay un beso apasionado y cargado de erotismo muy acostumbrado por parejas, se amen o no se amen. Hay otro beso que expresa afecto, valoración, amistad. Otro beso que se da por cumplido social y significa muy poco. Hay otro beso de acogida o quizá protocolario, que expresa agrado por la presencia de alguien a quien se estima. No hablaremos de aquel beso que, hace apenas unos tres días que todos escuchamos leer y que repudiamos porque lo consideramos traidor, sin considerar lo que   aportó   a nuestra redención.

En la cultura judía se acostumbró y se sigue acostumbrando el beso como un signo de acogida de tal manera que los evangelistas nos cuentan que “habiendo sido invitado Jesús a comer en casa de un publicano, este no cumplió, con el rito de darle agua para lavarse los pies y el beso de acogida y Jesús le reclamó diciéndole: “no me diste agua para lavarme los pies ni me diste el ósculo de paz”. En varios países de cultura diferente a la nuestra, los hombres se dan un beso como saludo. En nuestra sociedad machista y puritana, esto no se da y si se diera, sería considerado como aberración y sexualmente reprochable.

Concluyamos diciendo que el único beso prohibido en el momento es el que transmite o puede transmitir el contagio de la pandemia y eso por razones de prevención y control del coronavirus. Pero esperemos que se supere esta emergencia y agudicemos los oídos para escuchar el zumbido de picos y besos en todas partes y de todas las modalidades. Pero antes reconozcamos lo bonito que es ver a un papá besando a sus hijos hombres y mujeres, novios, amigos, esposos y esposas hermanos y hermanas, en fin, esta vida será lo que debe ser: un beso lar…go.

Saludos y abrazos.

“NUNCA DEJES DE LUCHAR POR LO QUE AMAS”

COMITÉ DE COMUNICACIONES, ASOACPO NACIONAL.

abril 13, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *