• ¿Del líder común al ciberlider?

    Al hacer alusión a la palabra líder, en el contexto social Colombiano , se nos viene a la mente toda las imágenes negativas que a diario muestran los medios de comunicación, tal como se muestra en la imagen inicial que acompaña este escrito.

    Como colombianos no estamos exentos de pensar, suspirar y hasta anhelar lo pasado, cuando escuchamos o expresamos la frase ;“ ¡todo tiempo pasado fue mejor”!. Y sí, es cierto, antes no se escuchaba tantas noticias de emigración y hambre por causas de guerra, desplazamientos forzado, desempleo, masacres, maltrato y violencia contra niños y mujeres, secuestros, atentados terroristas, etc.

    ¿Pero, porque tanta problemática y noticias negativas? ¿Quién tiene la culpa?

    Es muy fácil señalar y culpar a otros y más aún, sí, se trata de nuestras propias desgracias. La respuesta es: “la persona humana”. Nosotros mismos somos parte de muchas de las problemáticas por las que pasa el mundo y que cada vez sean peor. No son los gobiernos y dirigentes del mundo o de las naciones.¿ Por qué? porque los seres humanos no hemos aprendido a responsabilizarnos de nuestras propias acciones, responsabilidades y obligaciones que tenemos para con el entorno o mundo que nos rodea.

    Entrado el siglo veintiuno se abre la era del conocimiento, apoyada en grandes avances de la tecnología y la virtualidad, estamos rodeados de información. Por segundo se publican millones de artículos con información de toda clase, en internet y en tiempo real nos enteramos de hechos y los acontecimientos. Es por esto que quizás hoy nos enteramos de todas las noticias “más malas que buenas “, que acontecen a nivel nacional o mundial.

    Aunque todo esto hace parte también de la globalización y el neoliberalismo, en donde este segundo viene imponiéndose a nivel mundial con modelos políticos, económicos, educativos, con resultados poco acertados porque excluyen a gran parte de la población con bajo recursos.

    En conclusión nos encontramos en una época diferente, pueda no ser la adecuada para enfrentar los desafíos de liderazgo que los lideres encarnan para el siglo XXI, pero si encontrar las tendencias con la práctica y las formas actuales de liderazgo.

    Gracias a los avances de la tecnología, hoy en día mas del 90% de las personas contamos con un dispositivo móvil con redes virtuales activas para comunicarnos y para informarnos.

    Pero ¿de qué nos sirve tener un dispositivo? ¿Para qué nos sirve tener acceso a internet? ¿Qué sucede con tanta información? ¿Cómo estamos asimilando la información virtual? Hoy día no basta con saber leer y escribir, o ser profesional en cualquier área. Se necesita formación y educación virtual y digital para digerir y dirigir información más adecuada y acertada, haciéndola menos molesta o mal intencionada para otros o desencadenarla en los malos entendidos.

    La mayoría de los usuarios de las redes sociales queremos ser reconocidos o participar de alguna u otra manera, ya sea con opiniones , temas, enviar mensajes motivadores, saludar, hacer amigos, compartir un chiste, o una reflexión, lo cual no está mal, siempre y cuando tengamos por certeza que el grupo, la página , el blog está, diseñado para este fin. Pero, si, por el contrario se desea hacer uso de las redes sociales para liderar o dirigir objetivos de un tema en particular, no hay que desconocer a quien va ser dirigido, sus objetivos, finalidad como tal para que la información y mensajes no se distorsionen y estos sean más claros en sus receptores.

    Un liderazgo en las redes sociales puede conducir a hacer buen uso de la informacion e incidir indirectamente en proveer recursos para el desarrollo profesional, mejorar los métodos de enseñanza y de investigación , alcanzar objetivos, siempre y cuando este liderazgo se ejerza con responsabilidad bajo algunas normas de netiqueta y participación dentro de un marco de trabajo, objetivos , metas, evaluación y funciones.

    Desde esta perspectiva el líder del Siglo XXI se apoya en los medios de la tecnología para ejercer un papel transformador que estimula y contribuye a un clima de enseñanzas y aprendizajes incrementando en sus receptores con la capacidad de leer, interpretar y buscar soluciones a la realidad de su entorno.

    Editado por Ana Lucía Otálora. Psicóloga egresada de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD).

    Referente Bibliográfico

    Patiño Luis Fernando. Relaciones Humanas .ACPO 1978. Recuperado de http://escuelasdigitalescampesinas.org/es/biblioteca-campesina/relaciones-humanas.

    Bolívar. B. .Antonio .Cómo un liderazgo pedagógico y distribuido mejora los logros académicos?

    Revisión de la investigación y propuesta. ( junio 08 de 2010).recuperado de .http://www.redalyc.org/html/2810/281023476005/

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *