¡A LEER SE DIJO!

Un ejercicio saludable y enriquecedor.

Leer fortalece la mente.

Por: Luis Eduardo Correa.

El siete de marzo ha sido declarado día universal de la lectura. Algunos la definen como un proceso de comprensión de algún tipo de información o ideas almacenadas en un soporte, y transmitidas mediante un código, generalmente, un lenguaje que puede ser visual o táctil como el, (braille) utilizado por los invidentes. Se dice también que es necesario pronunciar correctamente las palabras y saber interpretar el significado de cada una. Saber extraer y comprender el significado de un texto. Los expertos aseguran que, leer un escrito, es entablar una conversación con el autor del texto. En fin, lo que nos interesa es la lectura como la mejor forma de utilizar el tiempo de manera productiva y enriquecedora culturalmente.

Hemos sido formados por las Escuelas Radiofónicas de Radio Sutatenza. Sabemos de los desvelos de monseñor Salcedo y su equipo de educadores por iluminar nuestras mentes con ideas y conocimientos básicos para hacernos personas conscientes de nuestro existir.Conocer nuestro entorno y el cosmos al cual pertenecemos. Comprendido lo anterior, vemos que leer no solo debe ser una urgente necesidad sino una delicia; una manera de aprovechar el tiempo de forma productiva. Estar informados. Adquirir conocimientos. Darnos cuenta del aquí y el ahora, que nos facilita mirar objetivamente el pasado, aprovechar el presente y fundamentar el futuro.Somos además conscientes de que la poca afición o quizá aversión a la lectura, tiene sus causas en el sistema de enseñanza impuesto oficialmente por el Estado.

Que en los establecimientos de enseñanza pública se imponga a los estudiantes como obligatoria la lectura de determino texto o libro, es contra producente. Leer por obligación crea rechazo, pereza, aversión a esta importante actividad. Esa, por lo menos es una de las causas por las cuales no somos buenos y productivos lectores.  Leer, se puede comparar con viajar por lugares desconocidos. Conocer veredas, pueblos, ciudades y países, es delicioso. Ah, pero se necesita ganas, disposición de espíritu, mucha observación. Es útil para esto, al iniciar el viaje, hacerse a la idea de que, el viaje es largo, y lo más seguro es que no se pueda repetir y entonces se deba observar muy bien todo y grabar lo mejor posible los lugares y paisajes para poder dar cuenta del recorrido de forma clara.

Ese es el caso de la lectura. Al iniciar el recorrido por las páginas de un libro voluminoso, es bueno decirse: Este libro no lo voy a volver a leer, entonces voy a hacerlo con mucha concentración y grabando en la memoria todo lo fundamental de su contenido. Y, es que se debe leer no solo con los ojos. Hay que leer con el alma; con la mente; con todas las facultades mentales para lograr una lectura productiva,enriquecedora. Nosotros tenemos a disposición, cantidad de libros llenos de información y conocimientos. Leámoslos. Refresquemos la memoria.   Las cartillas de las cinco nociones fundamentales, los documentos del doctor Bernal, El Libro Azul, Diálogo con los Líderes, El Quijote Visionario y un largo etcétera. Esperamos sus comentarios, esto se llama, retroalimentación.“NUNCA DEJES DE LUCHAR POR LO QUE AMAS”

LUZ ELENA RÍOS

SOR MARÍA ROJAS

LUIS EDUARDO CORREA

Comité de comunicaciones de ASOACPO NACIONAL

marzo 7, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *